Imágenes de las Capillas Laterales del Paso de Palio

La Hermandad de la Amargura ha acordado con el escultor de la localidad vecina de Martos, D. Joaquín Marchal Órpez, la talla de las capillas laterales del Paso de Nuestra Reina de la Amargura.

Serán tallas elaboradas en madera y con estofados. Proyecto con el que se finalizaría la imaginería del respiradero de Nuestra Bendita Madre sufragadas por donaciones de hermanos de esta Corporación.

María, Madre de Dios

La Asunción Gloriosa de María

María, Madre de Dios y la Asunción de la Virgen a los Cielos contemplarían dos dogmas de fe.

El dogma de María, Madre de Dios se refiere a que la Virgen María es verdadera Madre de Dios.

"Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades" (Constitución Dogmática Lumen Gentium, 66)

La Asunción de la Virgen a los Cielos se refiere a que la Madre de Dios, luego de su vida terrena, fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celestial.

Este dogma fue proclamado por el Papa Pío XII:

"Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y  definimos ser dogma divinamente revelado que La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo". (Constitución Munificentisimus Deus, 1950).

Otro dogma lo encontramos en la Inmaculada Concepción que va en el centro de la candelería del Paso de Palio.


La Coronación de María como Reina de Cielos y Tierra

La entrega del Rosario a Santo Domingo de Guzmán

También se representará la Coronación de la Santísima Virgen María como Reina de Cielos y Tierra proclama la Realeza de María como Reina del Unvierso por su divina maternidad y por ser Corredentora de la humanidad. Nuestra Hermanad, es una Hermandad Mariana. Y seguimos a Cristo con tal regio ejemplo.

En último lugar, la entrega del Rosario a Santo Domingo de Guzmán. Tal y como indica nuestro Título: "Hermandad del Santo Rosario" y, por ende, hacemos del rezo del mismo, motivo de confraternización y expresión de amor a Jesucristo en sus meditaciones.